INICIO > C.A.B.A. > NUEVO MUSEO ENERGÍA DE ARTE CONTEMPORÁNEO
 

NUEVO MUSEO ENERGÍA DE ARTE CONTEMPORÁNEO

Ciudad / Provincia: C.A.B.A
Web: http://www.laene.org/
Email: info@laene.org
Año de fundación: 2010
Equipo de trabajo: Marina Reyes Franco, Gala Berger, Sofía Dourron, Santiago Villanueva y otros colaboradores y pasantes

Con paga:
Sin paga: (incluyendo pasantes y voluntarios) 10

Breve descripción del proyecto:

El Nuevo Museo Energía de Arte Contemporáneo, o La Ene, surge a partir de agosto del año 2010, a modo de crítica constructiva al sistema del arte en Buenos Aires. La Ene es es el único museo dedicado al arte contemporáneo en la ciudad de Buenos Aires; es un proyecto independiente que surge de y responde a la comunidad artística, siendo en sí mismo un experimento sobre el vínculo entre el artista, las instituciones y las vías existentes de legitimación. El Nuevo Museo Energía de Arte Contemporáneo es un lugar para el intercambio entre los distintos ámbitos de la cultura contemporánea. Como organismo autónomo, propone circular cultura no establecida, utilizando toda su capacidad para obrar, transformar o ponerla en movimiento, multiplicando la interconexión, y respondiendo a sus necesidades específicas. La Ene apoya la generación de obras y alberga proyectos artísticos, concentrándose en comunicar, investigar, exhibir y difundir el arte actual.

■ Actividades:

X Exhibiciones         
X Programa público (conferencias, proyecciones, etc.)
X Publicaciones                 
X Residencias
X Programa educativo        
X Talleres                        
X Alianzas con otras instituciones
X Colección permanente

■ Describa las actividades más importantes que hayan realizado:

Hemos tenido algunas exhibiciones, residencias y proyectos de los que nos sentimos particularmente orgullosos, como la muestra “1930”, de Santiago Villanueva (AR), "Ladrón de Museos" de Franco Ferrari (AR), las reuniones sobre la situación laboral de los artistas y trabajadores culturales en la Oficina de Legales de Leandro Tartaglia, Francisco Marqués y Santago Villanueva (AR), la Embajada de Zaqistán de Zaq Landsberg (EU) y Sofía Gallisá (PR) o la muestra sobre el Che Guevara y Marta Traba que curaron Pablo León de la Barra (MX) y Beatriz López (CO), por nombrar algunas. Otro punto importante fue la exhibición y publicación Un Museo Chévere que llevamos al Encuentro Internacional (Cheverista) de Medellín, además de los cursos de crítica de arte que impartío Claudio Iglesias. Tampoco nos podemos olvidar de las relaciones que forjamos a partir de la invitación a participar de Poética Móvil 2011 y que el Proyecto CARA surgió de las inquietudes que se discutieron en ese encuentro.

■ ¿Cuáles son las razones por las cuales su proyecto es necesario? 

En la ciudad de Buenos Aires no hay un museo de arte contemporáneo, y hay mucha falta de trabajo crítico serio y de espacios para la inclusión de jóvenes profesionales en el campo del arte. También nos interesa hacer circular obra, artistas y curadores que consideramos nuestros pares en el plano local e internacional que de otra manera no tendrían un lugar para trabajar en Buenos Aires debido a los grandes vacíos institucionales que existen en el país.

■ ¿Quiénes son sus interlocutores?  ¿A quiénes quieren llegar?

En su gran mayoría, nuestro público está ya vinculado al mundo del arte local e internacional. También hay un público casual que se entera de las actividades cuando visitan otros locales del Patio del Liceo y conoce nuestro espacio. El público que generalmente nos visita pertenece al campo del arte, música, literatura, publicidad y diseño. Nos gustaría ampliar nuestro público, especialmente a través de las charlas, talleres y clases que impartimos, para llegar a una comunidad más amplia e interdisciplinaria. Definitivamente, estamos más orientados a un público universitario o post universitario.

- Describa brevemente las estrategias para acrecentar su público:

El trabajo que cada uno de los integrantes del equipo ha venido haciendo con su carrera individualmente aporta mucho valor al proyecto en conjunto. De nuestras conexiones personales y laborales anteriores han surgido oportunidades de recaudación de fondos, prensa y posicionamiento de artistas y del proyecto en otros ámbitos expositivos.  Así surgieron, por ejemplo, el poder salir en el Art Spaces Directory del New Museum o la invitación al Encuentro Internacional (Cheverista) de Medellín en 2011. Lo que sí tratamos es de que, como trabajamos mucho con artistas internacionales, podamos mantener la comunicación fluída con ellos y documentar bien los eventos que hacemos, manteniendo al dia el website, y las cuentas en redes sociales como Twitter y Facebook. Es muy importante tener una lista de contactos por email actualizada y escribirse con espacios autogestionados del país y del resto de latinoamérica, curadores, escritores y artistas que son los que nos van enviando propuestas y recomiendan curadores, artistas y otros proyectos en general. Como línea general, creo que tomamos en consideración a un público que nos visita y un público que nos “sigue” virtualmente y está al tanto de lo que hacemos.

■ ¿Qué rol juega el aspecto educativo en su proyecto? 

Consideramos que los museos son centro educativos y tratamos de comunicar nuestras actividades de esa manera. Algunas muestras se prestan más para esos propósitos que otras, pero definitivamente es algo que tenemos en cuenta al hacer la programación de exhibiciones. Por otro lado, hemos ofrecido cursos (dibujo, circuit bending y escritura) desde el comienzo del proyecto. También hemos generado varias publicaciones, difundido entrevistas y actualmente planeamos unas jornadas de historia del arte contemporáneo.

■ ¿Qué otros proyectos o personas considera predecesores de su trabajo actual?

En lo personal, tengo buena relación y afinidad con la gente de Proyectos Ultravioleta y el NuMu en Guatemala; Beta Local y lo que fue M & M Proyectos y Galería Comercial, además de la actual Roberto Paradise) en Puerto Rico y el trabajo curatorial de Pablo León de la Barra. En general, admiro la crítica institucional que propone acción y los proyectos gestionados a pulmón.

■ Colaboradores institucionales (Mencione organizaciones con las que tiene acuerdos formales o con las que siente un vínculo ideológico o amistoso.):

Proyectos Ultravioleta y NuMu de Guatemala, Puno MOCA de Perú, Fundación Tres Pinos , CIA y La Herrmana Favorita en Argentina, Campos de Gutiérrez en Colombia y Beta Local en Puerto Rico.

■ ¿Qué servicios o prestaciones pueden ofrecer o intercambiar con otros grupos de gestión autónoma, artistas extranjeros o de otras provincias?

La Ene ofrece espacio de taller, asesoría y producción, además de espacio de vivienda en la residencia de la Fundación Tres Pinos (sujeto a disponibilidad).

■ Fuentes de financiamiento:

X Individuos
X Merchandising    
X Membresía

Estamos en el proceso final de ser aprobados para la Beca Grupal del Fondo Nacional de las Artes y Mecenazgo de la Ciudad de Buenos Aires, pero aún no recibimos fondos.

■ ¿Cómo ve su tipo de proyecto, y el de sus pares en el futuro? ¿Qué cambios supone deberán ser inminentes en los próximos 5 años?

Algo que nos planteamos desde comienzo de 2012 es el desarrollo de la colección del museo, a base de instrucciones, documentos, textos y otros registros de obra, y almacenados en un disco rígido. En el futuro continuaremos ampliando la colección y seguiremos buscando maneras de hacer una especie de colección Open Source. Por otro lado, para que el proyecto se sostenga en el tiempo, necesitamos formalizarnos cada vez más en términos legales para poder acceder a cierto tipo de financiamiento que, debido a que somos una organización sin fines de lucro que rara vez generamos ingresos fijos, debemos solicitar.  Este 2012 y 2013 serán de desarrollo económico, porque no queremos que el proyecto se caiga por desgaste. Algo a aprender de una organización amiga, Beta Local, es que ellos han comenzado a implementar la posición de Co-Director rotativa, en que algunos pasados participantes de Beta entran a co dirigir el proyecto por un periódo determinado de tiempo. Esto podría ser una alternativa, una vez estemos económicamente más estables, para que el proyecto no decaiga porque alguno de los miembros se vaya -de forma permanente o temporal- de La Ene.

En términos generales, creo que es necesaria la instauración de una asesoría legal o fiscal para artistas y proyectos de autogestión en artes, aumentar los montos asignados en premios y becas, enfatizar la educación artística en el país, extender el programa de mecenazgo a nivel nacional, y reestructurar el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires de arriba a abajo, de cimientos a cornisa, para pensar qué puede llegar a ser un museo en esta ciudad y para qué sirve una colección pública. También hace falta la creación de oportunidades para la inserción laboral de jóvenes profesionales en el campo de la investigación, montaje, administración, curaduría, edición, registración y educación dentro de los museos. Hay que incentivar la aportación privada sin ignorar el deber del estado.

■ ¿Cuáles han sido los principales obstáculos que ha enfrentado para desarrollar su trabajo cultural? ¿Cuáles han sido los factores favorables? 

Obstáculos: falta de fondos, burocracia gubernamental, dificultad en poder constituirnos como una persona jurídica y poder acceder a otro tipo de asignaciones de fondos, dificultad en que entiendan la flexibilización del término “museo”, pocas aportaciones privadas a las arcas del museo y alguna que otra falta de compromiso con la causa.
Factores favorables: la gente que nos quiere, NOS QUIERE. Hemos tenido muy buena recepción internacional, además de visitantes y pasantes muy entusiastas. También es significativo que a mitad de camino el 2011 tuvimos la suerte de contar con la colaboración de Sofía Dourron y Santiago Villanueva quien luego de participar de varios proyectos de La Ene, se unieron al equipo. Nos hemos convertido en un punto de referencia al visitar la ciudad y las recomendaciones de boca en boca nos vienen muy bien para el desarrollo del museo. Lo más importante es que tenemos un mecenas que ha colaborado desinteresadamente desde hace dos años y sin quien no hubiera sido posible fundar La Ene.

*escrito por Marina Reyes Franco